fbpx

5 RAZONES POR LAS QUE TENER UN VÍDEO DE BODA

A la hora de hacer el presupuesto, muchas parejas consideran que contratar un videógrafo no es algo esencial en el día de su boda, pues creen que con las fotos es más que suficiente o algún familiar/amigo se ha ofrecido a grabar su gran día.

Nosotros como videógrafos pensamos que es algo imprescindible, por eso os vamos a explicar las razones por las que creemos que deberíais contar con un vídeo de boda.

 

1. Ver lo que no podéis ver

Habrá momentos en vuestro gran día en los que no podréis estar presentes y no podréis disfrutar de los pequeños detalles que caracterizan una boda. Como por ejemplo, la llegada de los invitados, los reencuentros entre familiares lejanos, la llegada de ambos novios, los nervios previos en el altar… ¿Y durante el cocktail? ¿Qué pasa mientras vosotros no estáis presentes?

Por experiencia, podemos deciros que muchas parejas (por no decir casi todas) se sorprenden de lo rápido que pasa el día de su boda y de no haber podido estar más tiempo con cada uno de los invitados. Y es normal, en un día en el que sois completamente el centro de atención y los tiempos están más que medidos es frecuente que ciertos detalles os pasen desapercibidos y es ahí donde entra un buen videografo. Tras tantas bodas, conocemos los momentos en los que una cámara tiene que estar presente para no perder detalle.

 

Retrato Perros boda

2. Profesionales del vídeo

Tu tío Pepe, el de la cámara de vídeo, también se merece disfrutar de la boda. Es un clásico, siempre hay un familiar que se ofrece a haceros el favor de grabaros la boda y es normal que os parezca una buena forma de ahorraros ese dinero. Lo más recomendable es tener a un profesional responsable que se encargue de esta enorme labor, porque son muchas horas tras la cámara, siempre estando alerta para conseguir el mejor encuadre, la toma más emotiva, la más divertida, estar pendiente de cambiar la batería a tiempo, la tarjeta de memoria, el objetivo, los parámetros de grabación y un larguísimo etcétera.

Todos estos elementos forman parte de nuestra profesión y estamos acostumbrados a lidiar con ellos, en cambio, tu tío se merece disfrutar de vuestro gran día como un invitado más y no cargar con esta gran responsabilidad. Por no hablar de las horas y horas de edición que hay detrás de toda la grabación, elegir el tipo de música, repasar todas las tomas, hacer un vídeo dinámico, divertido y extenso a la misma vez… creernos, nuestra profesión no tiene nada que envidiar a cualquier otra.

 

Videoagradecimiento

3. El sonido, el 50% de un vídeo

El sonido, ¡ese gran olvidado!

Una de las ventajas más grandes que tiene el vídeo en comparación a la fotografía es el sonido. Y en una boda, hay mucho que escuchar.

Mientras os preparáis para la ceremonia, los nervios y las expectativas están a flor de piel, por eso, nos encargamos de captar todas esas confesiones previas al enlace. Durante la ceremonia, serán varios los familiares que suban al altar a realizar sus respectivos discursos, unos más emotivos y otros más divertidos, palabras que han salido del corazón y merecen ser recordadas.

Escuchar alto y claro el ¡Sí, quiero!, la risas y lágrimas de esos familiares que tal vez en un futuro no estén. El ambiente festivo durante el cocktail y el banquete o la música en directo (en caso de que tengáis) durante el baile. Toda esta captación de audio conlleva un laboriosa planificación para obtener un sonido de calidad que refleje vuestro día soñado tal y como lo vivisteis.

 

Portugal video boda

4. Mejor prevenir que curar.

No pasa nada hasta que pasa. Los videógrafos estamos preparados para cualquier imprevisto que pueda ocurrir. En nuestro caso, siempre vamos con una cámara de repuesto por lo que pueda pasar, lo mismo pasa para el material de sonido. Contamos con una amplia gama de objetivos para adaptarnos a los diferentes ambientes de luz, equipo de iluminación, varias baterías y pilas, muchas tarjetas de memoria y kilos de discos duros para hacer copias de seguridad. En caso de que algún miembro del equipo enferme o no este disponible, siempre tenemos compañeros de confianza con los que contar.

Y es que una boda es como hacerse un tatuaje, es un recuerdo para toda la vida y hay que estar preparado para captar cada momento.

 

5. Sólo os casáis una vez, o eso esperamos 

Cuando vuestro día soñado termine solo os quedarán vuestros recuerdos, es por ello que hay que encontrar la mejor forma de guardarlos. Las flores de vuestra boda se marchitarán, el vestido de novia quedará guardado en un armario… Por eso, es importante que os aseguréis de tener vuestros recuerdos a buen recaudo ya que solo tendréis una oportunidad de inmortalizar vuestra boda y mil millones de veces de poder disfrutar de vuestro día.

→Ya conocéis nuestras 5 razones por las que tener un vídeo de boda. ¿Te animas a contratarlo? Contáctanos

→¿Quieres estar al dia sobre nuestro trabajo? Síguenos en Instagram.

COMPARTE ESTA HISTORIA

Este sitio web utiliza cookies . Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies